Programa Desayuno Escolar en Rep. Dominicana Imprimir Correo electrónico

 

1. Antecedentes

 

El Programa de Alimentación Escolar inicia sus primeras acciones con la promulgación de las leyes No.222 del 1943 y la No.2193 del año 1949 en las que se establece las juntas depositarias de los fondos pro-desayuno escolar y se crea el Comité Nacional del Desayuno Escolar.

 

En 1943, la Cooperativa Americana de Remesas del Exterior (CARE) entra en un acuerdo con el Gobierno Dominicano para dar apoyo en la implementación de este programa que seria financiado a través de donaciones del Gobierno norteamericano y fondos del Gobierno Dominicano para gastos de administración. Para el año 1966 se crea mediante la Ley No. 248 la Dirección General de Alimentación y Nutrición Escolar designada como comisión técnica.

 

En 1987, CARE refuerza su intervención dirigiendo su atención a las zonas escolares de la frontera; iniciando asi, el PAE-Fronterizo. En esta modalidad, el programa era administrado por CARE y el Gobierno Dominicano quien aportaba los recursos para la operatividad. Este programa se limitó a entregar alimentos a las escuelas sin intervención comunitaria. Esta cooperación finaliza en febrero del año 1994. Con el apoyo del Plan Decenal implementado en 1994, se incorpora el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas, retomando las acciones de CARE.

 

En 1992, tras un período de discontinuidad del programa, se establece una nueva estructura para generar una mayor eficiencia desde una perspectiva técnica. Bajo esta nueva estructura, se crea la modalidad Urbano Marginal. Estos esfuerzos se aúnan a los trabajos del Plan Decenal de Educación, que concebía este programa como una de las herramientas para fomentar la permanencia de alumnos en el aula, a través de la mejoría de las condiciones de salud y nutrición de la población infantil y adolescente.

 

Finalmente, la modalidad PAE-Real fue creada en el año 2000, como una iniciativa para suministrar raciones alimenticias de producción local a los escolares de zonas pobres y principalmente rurales, donde se incentive la producción, la participación y el desarrollo de las localidades beneficiarias.