Los Objetivos del Milenio en Republica Dominicana Imprimir Correo electrónico

milenio2.png

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio constituyen para el Gobierno de República Dominicana un serio compromiso con el desarrollo sostenible, razón por la cual ha realizado una serie de decididas acciones encaminadas a la consecución de los mismos. A tales fines creó una Comisión Presidencial sobre los Objetivos del Milenio y Desarrollo Sostenible (COPDES) como ente coordinador y de seguimiento para alcanzar los ODM en el país.

El país es signatario de la “Cumbre del Milenio Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) al año 2015. ” celebrada en el año 2000 y en la cual se asumió el reto de alcanzarlos

 

  La primera de las metas formuladas en los ODM, “Erradicar la Pobreza Extrema y el Hambre”, requiere de una decidida voluntad política para alcanzarla, en tanto es fundamental promover una mejor y mayor redistribución de la riqueza que ha generado el crecimiento observado en el país en la última década. Un 42.2% de la población dominicana vive en la pobreza, mientras el 8% vive en la pobreza extrema. En la década anterior, los primeros alcanzaban el 63.4% y los segundos (indigentes) el 12.8%   

 

Es necesario comprender que lo económico y lo social son dos factores ligados estrechamente, y que así debe concebirse en la formulación y ejecución presupuestaria de la nación.

MILLENIO4.jpg

La prioridad actual sigue siendo el mantenimiento de la estabilidad macroeconómica del país, lo que impacta en la posibilidad del aumento de la inversión social como un mecanismo de redistribución de la riqueza, para reducir la pobreza y estimular el desarrollo humano sostenible.

 

Le meta referida a “Asegurar la Educación Primaria Universal” parece ser alcanzable por el país en un tiempo relativamente corto. La Encuesta Nacional de Hogares (ENHOGAR), levantada en el 2006 por la Oficina Nacional de Estadística (ONE), con apoyo técnico y financiero de UNICEF, señala que el 92% de la población infantil asiste a la escuela primaria y de ellos el 89% alcanza el 5to grado.

 

 En cuanto a la “Equidad de Género”, tercera meta de los ODM, la misma fuente (2) señala que existen 1.2 mujeres por cada hombre asistiendo a la escuela primaria. Esta realidad parece ser dada no por el aumento del ingreso de la mujer en la escuela primaria, lo cual es evidente, y cuya tasa neta de asistencia es de un 93.3%; sino más bien, por la disminución de la asistencia de los hombres en la misma, cuya tasa es de un 91%. Esto es un desafío a superar en el corto plazo.

 

Apenas el 50% de la población femenina entre los 14 y los 17 años de edad asiste a la secundaria, mientras la proporción de varones es de sólo un 37%. El Gobierno Dominicano sigue haciendo esfuerzos en la dirección de aumentar la inversión en educación, para fortalecer los programas de este sector a nivel nacional y asegurar una mayor cobertura y calidad de los servicios.

 

Otra meta con evidentes posibilidades de ser lograda, es la que se refiere a la reducción de la mortalidad infantil. La misma encuesta ENHOGAR 2006 establece que la Tasa de Mortalidad en Menores de 5 años (TMM5) es de 35 por cada mil nacidos vivos, mientras que la Tasa de Mortalidad Infantil (TMI) es de 30 por cada mil nacidos vivos. La primera era de 47 por mil nacidos vivos en el 2000, y la segunda de 38 por cada mil nacidos vivos, en el mismo período. Esto nos dice que ha habido una reducción de casi una cuarta parte en tan sólo cinco años.

 

 Una razonable preocupación sigue siendo la alta mortalidad neonatal, que es de 20 por cada mil nacidos vivos, elevándose a 25 por cada mil nacidos vivos en la zona rural. Esos datos remiten a la necesidad de valorar, por un lado, la calidad de la atención en los servicios de salud y, por otro, la inversión en los mismos, la cual sigue siendo baja (1.6% del PIB) (3), así como su eficacia.

 

 La Mortalidad Materna sigue siendo alta. La ENHOGAR 2006 señala que la atención prenatal abarca al 95% de las mujeres embarazadas, y el 96% de los partos son institucionales, atendidos en un 97% por personal calificado. Sin embargo, se ha estimado que la Mortalidad Materna es de 178 por cada 100 mil nacidos vivos (4), que es una cifra muy alta si se valora la cobertura institucional de los partos y la calidad de la atención a los mismos. La Secretaría de Estado de Salud, en asociación con diversos actores, continúa haciendo esfuerzos en el sentido de reducir esta cifra, y a tales propósitos implementa el “Plan Nacional de Reducción de la Mortalidad Materna” en todos los centros hospitalarios del país, hacia el cual sería importante destinar mayores recursos y seguimiento.

 

Para que el país pueda lograr los ODM se requerirá de una decidida voluntad política para estimular el aumento de la inversión social y, concomitantemente con ello, un proceso de veeduría social, con amplia participación de la sociedad civil, que vele por la eficiencia y eficacia de dicha inversión.

 

 Fuentes:
1.Datos de la Subsecretaría de Estado de Planificación (anterior ONAPLAN)
2.ENHOGAR2006
3. Discurso del Ministro de Salud, Dr. Bautista Rojas Gómez, en el Seminario Internacional Sobre la Seguridad Social. Santo Domingo, Distrito Nacional. 2007
4. Estimación de la Encuesta Demográfica y de Salud (ENDESA) para el período 1992-2002